Martín y yo hemos viajado

avion

Martín sigue avanzando, no para de hablar y señalar sobre todo a última hora de la tarde, suele decir sólo la sílaba del final o del principio de las palabras, pues parece que lo quiere decir todo muy rápido. Cuando le pides que diga las palabras enteras y además le ayudas con las sílabas, le va saliendo bien. Ha pasado de decir sólo una consonante la K, a decir alguna otra más. Ya nos pide el tete, la almohada, bajar. Le gusta señalar todo y nombrarlo. Le encanta señalar la luna, pero si no la encuentra y le dices que “no está”, se enfada. Hace unos días viajamos a Madrid, Martín y yo, y pasamos un par de días con los abuelos. Aunque estuvo con fiebre, disfrutó mucho del viaje, estaba alucinado con el avión, todo el tiempo me agradecía con cariños en el avión por la experiencia que estaba viviendo. Esta vez al estar enfermo no empeoró mucho su comportamiento, no se si esto es debido a que estaba con los abuelos y no con su mamá y conmigo que al fin y al cabo somos los de la “pelea diaria”. Cuando vió a los abuelos que nos estaban esparando en el aeropuerto, se echó a correr para abrazarlos.Ha sido un viaje inolvidable, lleno de emociones y esperanza.

Anuncios