El autismo: una pesadilla de la que se puede despertar

Convencional: 1. adj. Perteneciente o relativo al convenio o pacto.

Mes: febrero, 2013

Descenso de Metales Tóxicos

Captura de pantalla 2013-02-22 a la(s) 13.53.08

Captura de pantalla 2013-02-22 a la(s) 13.54.17

 

Hace unos días nos ha llegado un mineralograma de cabello que le hemos hecho a Martín, para saber si ha eliminado algo de el alto nivel aluminio o el mercurio y otros metales tóxicos alojados en su organismo. Parece que el resultado ha sido satisfactorio, como se puede comprobar por las imágenes de arriba, el aluminio ya está en zona verde y el mercurio es muy escaso. Sin embargo está disparado el arsénico, y ha subido algo el plomo (lead). Estamos pendientes de los comentarios del médico de Martín, pero en todo caso el arsénico se elimina con muchas más facilidad. Parece ser que una forma de contaminación del arsénico pueden ser las verduras, y del plomo el agua. El estaño también está más alto y en zona amarilla, no se a qué se debe. Supongo que seguiremos trabajando en la reducción máxima de metales tóxicos, pero es claro que los avances tan significativos de Martín en parte son debidos a este descenso en la toxicidad.

Sin regresiones

asamblea_niñosMartín sigue avanzando de maravilla. La última buena noticia es que después de estar más de un mes sin enfermar, en esta semana se ha resfriado, tiene una laringitis como tantas otras veces, con tos continua que le despierta por la noche; pero su comportamiento no se ha visto modificado. No ha tenido regresión, ni en su lenguaje, ni en su comunicación. No se si será un hecho aislado, pero estoy muy contento por esto, creo que son muy buenas noticias. Ya he comentado en otras ocasiones que al coger gripes o catarros, su sistema inmune se veía muy alterado y tenía significativos retrocesos.

En estas Navidades, hemos viajado de nuevo para estar con nuestras familias y han notado un gran cambio en Martín. De hecho algunos nunca le había escuchado hablar. Si había entre ellos alguna duda respecto al protocolo biomédico, esta ya se ha despejado totalmente. Ha sido increíble poder pasar las Navidades tan relajados. Toda familia que ha pasado o está pasando por esta situación, sabe a que me refiero exactamente; lo difícil y duro que son estas vivencias. Y el dolor diario que se siente.

Pero gracias al tratamiento biomédico, Martín es un niño que ha regresado a la normalidad, es un niño que no para de hablar, que juega con su hermano todo el tiempo; que de hecho ya no sabe estar sin él. Que entiende las reglas de esta vida, que entiende las emociones, que comienza a gestionar sus propias emociones, que se ha borrado de su rostro la angustia, y el sufrimiento; que ya no siente dolor, confusión y malestar continuo; que ya no emite lamentos y quejidos, sino palabras, risas, canciones, propuestas, necesidades y deseos.

El orientador de la escuela nos ha comentado que le ha pasado el Wisc y los resultados han sido normales. En algunos aspectos está por encima de su edad. Hoy mismo la profesora nos ha comentado que aunque siempre escucha atentamente en la asamblea que hacen en el aula, hoy ha participado por primera vez contando lo que hemos hecho este pasado fin de semana. También sigue avanzado a nivel psicomotor. En la anterior “entrada” comenté que había empezado a comer más cosas. Pues como en Navidades hemos estado mucho tiempo fuera de casa, no le hemos querido forzar a comer otras cosas, ha perdido el hábito y ahora en casa no quiere comer nada que no sean los pures o los sólidos que ya tiene aceptados. Esto me extraña un poco, pues esta avanzando mucho en todo, no entiendo porque en esto de la comida no avanza casi. Tengo la ligera sensación que podría comer más cosas, y que no quiere en parte por comodidad. Bueno, realmente no me preocupa mucho, hay que darle su tiempo como en todo. A veces tengo la sensación que su cuerpo es sabio, y ahora que su intestino se está recuperando, necesita tomar una gran variedad de alimentos, y desde luego en los pures come de todo. Es mejor así, que si sólo quisiera comer sólidos, pues estos sería muy poco variados. Entonces comería muy pocas verduras y legumbres.

Nos han llegado los resultados del último mineralograma de cabello que le hemos hecho. Dedicaré el la próxima “entrada” a mostrar los resultado y a explicarlos comparándolos con los anteriores. Pero la estupenda noticia es que los valores de aluminio y mercurio ya están en zona “verde”, es decir su metabolismo ha podido eliminar sobre todo la gran cantidad de aluminio que tenía. Claro esto es parte de la recuperación de Martín.

¡¡¡Que suerte tenemos!!!