viviendo la normalidad…

por Pablo

Ok

Martín sigue avanzando con “pasos de gigante”. No me puedo creer que hace un año no hablara todavía, tan sólo decía alguna palabra de vez en cuando. No lleva ni un año comunicándose a través del lenguaje hablado, y es increíble lo que ha avanzado. No sabría decir, pero creo que en un año natural su evolución ha sido como de un año y medio aproximadamente. Es decir cada vez está más cerca del nivel madurativo que le corresponde a sus 4 años y medio. Construye perfectamente frases completas, y pronuncia cada día mejor; e incluso se preocupa por ello, pues si  le apuntas alguna pronunciación, la repite varias veces para conseguir hacerlo mejor. Sus avances también  están relacionados con el juego simbólico; se inventa juegos y los propone para que su hermano juegue con él. También nos solicita a nosotros jugar, aunque va teniendo más preferencia por jugar con su hermano. No para de demandarle; si por lo que sea su hermano no quiere, se lo pide “por favor” e incluso se enfada. Además se une a los juegos e ilusiones de los otros. Evolución muy interesante, porque cada vez se va acercando más a los niños de su edad para jugar e interactuar. De momento se entiende mejor con los niños algo más pequeños como es natural.

Ha finalizado su primer año de infantil, y todo ha ido muy bien. Sus profesores y logopeda están muy sorprendidos de la evolución tan grande desde el primer trimestre hasta el último. El otro día tuvimos una reunión con su logopeda en el cole. Y nos dijo que lo veía fenomenal, que eran increíbles los cambios y que no lo podría incluir dentro de ningún trastorno del desarrollo.
Ha avanzado mucho en la prosodia; utiliza muchos tonos a la hora de construir las frases. También ha comenzado a mentir, y a ser consciente de las repercusiones de sus actos. El concepto “tiempo” ya lo entiende y usa. Por tanto es más paciente, más flexible, y lleva a cabo acciones planificadas.

Por poner un “pero”, lo que más le cuesta en el cole es estar centrado en una actividad mas tiempo. Por ejemplo si está haciendo una ficha, y esto no le interesa mucho, tiende a dispersarse por ahí. Aunque esto puede ser algo completamente normal, pues no es una actividad que le atraiga; si que yo observo que tiene aún cierto grado de excitación, desde luego no es un chico “tranquilón”. Creo que esto lo irá logrando más adelante, porque estoy convencido que tiene que ver con el intestino permeable, y la intoxicación de metales pesados.

Ha mejorado bastante en todos los aspectos psicomotores como nos ha comentado también su fisioterapeuta de atención temprana. Me da un “subidón” tremendo verlo dar patadas a un balón, verlo en la playa intentando darse la voltereta hacia delante y hacia detrás, montar en bicicleta, etc. Cada vez me parece más evidente que las mejoras entre lo motórico y lo cognitivo están completamente relacionadas.

También está aceptando más variedad en su alimentación. Pasta, arroz, carne, pizza, etc.
En su alimentación le hemos comenzado a dar alguna cosa que antes no tomaba casi, por tener gran cantidad de fructosa u oxalatos. Y hemos ido eliminando suplementos. Actualmente casi no toma nada, pero al estar en verano y no haber tantos virus su sistema inmune está fuerte, y los avances a partir de ahora van a ser espectaculares como sucedió el año pasado.
Nuestra vida ahora es otra, es una vida de absoluta normalidad, podemos hacer cualquier cosa en familia, y con otras familias, ir a cualquier sitio sin problemas, podemos movernos por ahí sin dar explicaciones a nadie.

Ahora puedo decir que mi campeón ¡¡¡LO HA LOGRADO!!!

Anuncios