El autismo: una pesadilla de la que se puede despertar

Convencional: 1. adj. Perteneciente o relativo al convenio o pacto.

Etiqueta: lenguaje

Más buenas noticias

logopedia

Justo cuando terminé de escribir el anterior “post” la semana pasada. Al ir a recoger a Martín al colegio, nos comentó su profesora que ese día había ido la logopeda del departamento de orientación escolar a comenzar a trabajar con Martín y otros dos niños que están en el curso superior a Martín; es decir en el segundo año de Educación Infantil. La logopeda quería hablar con nosotros pues había visto a  Martín y quería comentarnos algunas cosas. Me gustaría recordar que Martín ha sido escolarizado en su primer año después de la evaluación psicopedagógica que le hicieron en el pasado mes de Mayo en la modalidad “Escolarización ordinaria con apoyo” (logopedia), gracias a que había ya mejorado mucho y a qué nos comprometimos a trabajar mucho desde casa con él.
Ha pasado la semana y ayer fuimos al cole a visitar a la logopeda del centro. Por cierto, me dio mucha ternura ver a Martín sentado junto a sus compañeros feliz y contento comiendo sus tostaditas de maíz con sirope de Ágave. La logopeda nos pidió que le contáramos sobre Martín, como había evolucionado, casi desde su nacimiento. Y todo era porque para ella no se correspondía el niño que había conocido la anterior semana con el informe que tenía del equipo de orientación. Y no es que el equipo de orientación escolar se hubiera equivocado, pero como ya vengo comentando todo este verano los cambios que se están produciendo en Martín son realmente espectaculares. También nos dijo que tenía mucho vocabulario, y que entendía el lenguaje, lo tenía bien estructurado y tenía intención de comunicar. Por tanto no iba a poder trabajar bien con Martín a la vez que con los otros dos niños, pues veía que Martín iba a explosionar su lenguaje de un momento a otro (a un lenguaje más complejo) y que el trabajo se tenía que centrar más en la pronunciación. Yo le pregunté sobre lo que ponía en su informa y me dijo que se indicaba que Martín tenía un retraso madurativo, pero ella no veía tal retraso (lenguaje, psicomotricidad, etc) Nosotros claro, nos llevamos una alegría tremenda, otra más, después de este camino recorrido tan difícil. Entonces nos atrevimos a contarle todo lo que había sucedido desde que Martín de ser un niño normal, pasó a una desconexión muy acusada. Después todo el proceso del protocolo DAN que habíamos llevado, otras terapias y su mejoría hasta despertar del autismo. Esta persona estuvo muy cariñosa y receptiva con todo lo que le contamos, cosa que no es muy común. Por supuesto se quedo alucinada, y nos pidió información para poder aconsejar a otros padres y para aprender más sobre otras terapias supongo. Finalmente nos dijo que trabajaría media hora a la semana a solas con Martín ya que como he comentado su tratamiento no es similar al de los otros dos niños. También tendremos que trabajar en casa con Martín por supuesto.
Por cierto, desde este Blog también me gustaría denunciar lo que está pasando con la enseñanza pública en este país. Una logopeda para todo un municipio con muchos centros escolares a muchos km unos de otros. Resultado: sólo puede haber una intervención de media hora a la semana para estos niños. Es seguro que con esta dedicación de media hora a la semana sea imposible tener éxito y obtener los resultados esperados. Menos mal que dentro de este colectivo, tenemos unos buenísimos profesionales “que están salvando los muebles“, por cierto tienen toda mi admiración. Señores políticos se están cargando la enseñanza pública!!!!

Anuncios

Avances diarios

Velero Playa

20 de Julio de 2012

Martín sigue progresando cada día. Han venido sus primas a pasar unos días con nosotros, y está interactuando con ellas. Ahora cuando vamos a la playa ya no busca la autoestimulación sino que observa a las personas y niños que están en su entorno. Por ejemplo ahora le da miedo estar en el agua del mar sólo, porque es consciente que hay medusas y otros animales y les tiene respeto. Antes sólo buscaba las sensaciones del agua, los brillos del sol en el agua, y las olas. Ayer por ejemplo le daba miedo un señor porque era muy grande con una gran barriga; entonces vino corriendo a mi buscando protección. Hace muy poco tiempo no se habría dado cuenta que esa persona estaba cerca de nosotros. También intentó hacer una sirena en la arena como lo estaba haciendo una niña que estaba próxima a nosotros. Otro gran avance que hoy a ocurrido, es que ha permitido estar todo el día sin protestar, ni llorar, con otra funda de almohada distinta a la suya. Siempre duerme con su almohadita que tiene una funda de rayas que le encanta, y pasa además mucho tiempo con ella durante el día, pues cuando está cansado la agarra y se siente protegido y acompañado. Teníamos sólo una funda de almohada como esa y tuvimos que hacerle más, obteniéndolas de las sábanas, pues no quería ninguna otra. Creo que tenía que ver algo con las rayas y el tacto.
Presta mucho más atención al ver libros o al jugar, también le empiezan a gustar otro tipo de películas de dibujos como UP, Nemo, etc. Nos va diciendo lo que sucede en las escenas con mucho énfasis y emoción.

22 de Julio de 2012

Hemos estado esta noche en las fiestas del pueblito y ha sido una noche para no olvidar. Martín ha saltado en las camas elásticas con sus amiguitas y su hermano; después ha montado en la noria, y nos decía “adios” cada vez que pasaba por abajo; y luego lo he subido en los coches de choque a mi lado. Era emocionante verle reír cada vez que nos chocaban o chocábamos. Pero lo mejor de todo es que hemos podido hacer todo esto sin rabietas, en algún momento ha llorado un poco, pero entendía perfectamente que la historia terminaba e íbamos a otra cosa. Lo mismo nos está sucediendo cada tarde cuando vamos a la playa pues está irreconocible. No sólo no busca autoestimularse corriendo sin parar por la orilla del mar sino que quiere jugar con nosotros cada día un poco más. El año pasado cuando íbamos a la playa, nunca podíamos estar ni un minuto sentados, pues o quería estar dentro del agua en donde giraba a veces sobre si mismo buscando los brillos del sol en el agua o corría sin parar por la orilla sin atender a nuestras llamadas. En la playa teníamos dos opciones o ir detrás  de él, hacia un lado y después hacia el otro (una kilometrada) o estar en el agua en donde rápidamente se zafaba de nosotros para estar a su aire.

23 de Julio de 2012

Hoy en la playa hemos estado haciendo castillos de arena, Martín no ha querido bañarse ha dicho al llegar que había bandera amarilla (no se si sabe lo que significa), el caso es que cuando se ha acercado no lo ha visto claro pues las olas eran más fuertes de lo habitual y no ha querido meterse en el mar. Entonces nos hemos puesto a jugar con la arena y el agua. A Martín no le gusta mancharse con la arena, es por la sensación táctil que le incomoda. De hecho no se sienta en la arena aunque lleve bañador y en cuanto se mancha las manos de arena se va rápido a limpiarse con el agua de la orilla. Por esto también es difícil que se ponga a jugar mucho tiempo haciendo castillos. Hoy sin embargo ha sido posible, y después nos hemos puesto los tres chicos a rebozarnos por la arena. Martín por iniciativa propia se ha puesto también ha imitarnos. ¡Increíble!
Antes de ir a dormir he puesto en la tele unas fotos de un viaje que hicimos a la India mi pareja y yo; Martín y su hermano estaba como loco diciendo papa y mama cuando aparecíamos, también cuando salía alguna cosa que a él le gustaba.

Otra cosa que nos ha dejado alucinados es que ¡Martín ha hablado en sueños!, esto la verdad que me hace mucha gracia. Tanto tiempo esperando a sus palabras y ahora no para de hablar, incluso en sueños. Su mamá y yo estamos muy felices.

Con pasos de gigante

EscalerasEn estas últimas 3 semanas los avances en Martín están siendo espectaculares, tal vez sean los cambios más significativos de todo el proceso. Está diciendo todos los días nuevas palabras e incluso ayer enlazó dos “papa bajar”. Tiene un gran vocabulario y poco a poco lo va soltando. Algunas palabras le salen del tirón y esas las pronuncia muy bien; otras le cuestan más, y las va diciendo por sílabas. Estás son más difícil de entender, aunque cada vez las pronuncia mejor. Hay momentos del día en los que está más parlanchín y practica estas palabras que le salen tan bien, y otros momentos en los que está más callado, y juega como suele hacerlo, a veces más aislado y otras buscando la compañía de su hermano o papas. En cuanto a la psicomotricidad gruesa también está avanzando considerablemente. Aunque aparentemente parece que su desarrollo es normal, si que hay algunas cosillas que no lleva al día. Por ejemplo ha empezado a jugar con un triciclo como si fuera un correpasillos, y le encanta estar de aquí para allá manejándolo como si fuera una moto. Esto le está fortaleciendo mucho las piernas, el equilibrio, las destrezas motoras y la seguridad. A lo de dar pedales todavía no le encuentra el punto. Hace muy poco tiempo sólo utilizaba el triciclo para tumbarse y hacerlo rodar, mientras observaba las ruedas; comportamiento que repite desde hace un año aproximadamente con cada coche, moto, camión u objeto que le parece que puede ser interesante rozar o rodar por el suelo.
Ayer por ejemplo tuvo un día fabuloso, estuvo hablando mucho y empezó a subir y bajar algunos escalones sin agarrarse a nada ni a nadie. Martín no tenía problema para subir escaleras, aunque siempre agarrado, pero si para bajarlas. Es como si tuviera vértigo, como si su equilibrio no fuera el suficiente para poder bajar escalones o bordillos algo más altos sin tener la sensación de caerse. Y es que nunca soportó caerse; ahora sin embargo es más tolerante a este tipo de accidentes.
Martín y yo hemos vuelto a viajar a Madrid en avión y así también estar con los abuelos, y todo fue de maravilla. De hecho los abuelos notaron los grandes saltos de gigante de Martín.
Llegados a este punto en el que estamos todos evidentemente muy felices, me gustaría narrar un poco algunas reflexiones que voy teniendo con toda esta experiencia que estamos viviendo en la familia. Hace poco vimos un documental que están poniendo por la 2 de TVE sobre la relación de las vacunas y el autismo. Documental que por cierto me indignó mucho, pues estaba totalmente sesgado, y es mucho más tendencioso aún cuando siempre ponen la “ciencia” de un lado, y la utilizan como y cuando les da la gana. Lamentable la utilización de algunas imágenes de niños con polio o tosferina. En fin no me voy a calentar más con esto y algún día escribiré un post sobre este documental y sobre lo que están haciendo la mayoría de los medios de comunicación, apoyando a la industria y a los gobiernos. Ya saben, los nuevos malos de está década son los “blogueros”, somos el enemigo a combatir en la sociedad de la información.
Pero claro, me enciendo cada vez que me enfrento a contar lo que está sucediendo con Martín, pues parecemos bichos raros, fuera de todo lo aprobado por la Santa madre Medicina y su Santidad la industria farmaceútica; por no hablar de los fieles, médicos psicólogos, pedagogos y madres y padres en general. Y es que como puedo explicar todo lo que le está sucediendo a Martín. Hay que vivir todo esto para entenderlo, ahhh y además tener la mente un poquito abierta.
Cuando comento que Martín intenta hablar en algunos momentos del día y sin embargo en otros momentos no se le puede sacar una palabra, es porque su organismo varía mucho de un momento para otro. Somos química sin duda, y si Martín viene cansado de la guardería y ha gastado mucho (no se proteínas, minerales, etc) su cerebro ya no funciona adecuadamente y las palabras no le salen. Normalmente siempre después de comer o cenar, se pone a parluchear. Como puede ser que cuando está enfermo, una gripe, o un simple constipado, retroceda tanto en su comunicación, en su psicomotricidad y en su comportamiento. Evidentemente cuando estamos enfermos, nos apetece hablar menos o nos cambia el humor, y nos encontramos cansados. Pero no dejamos de hablar por completo; efectivamente se produce un retraso de incluso varios meses en el comportamiento y el lenguaje. Eso sí, cuando se recuperan dan un gran salto hacia delante.
Yo no soy experto en nada de esto, pero es evidente que hay un gran desequilibrio químico en estos niños, y que la solución es mantener las defensas altas, y que todos los niveles estén en su sitio para que puede ir normalizándose toda la problemática.
Hoy ya nadie me podría convencer de que dentro de lo que se conoce hasta ahora, vamos por el camino correcto. Martín está saliendo de un TEA gracias a la curación de su intestino destrozado por la candidiasis y las bacterías, a la eliminación de metales y otras toxicidades, y gracias a intentar al menos, mantener su química estable. Todo es muy complicado porque hay muchas variables en juego y es difícil saber cual es la causante de un retroceso.
Martín está comenzando a hablar y parece que va lanzado, se comunica constantemente con nosotros y sobre todo está entendiendo todos estos procesos. Por tanto algo muy importante está ya pasando en su cerebro, le va la utilidad a señalar, a pedir, en definitiva le encuentra el sentido a la COMUNICACIÓN. Ya no necesitamos pictogramas, aunque nunca llegó a entenderlos, pues sabía exactamente que era cada cosa, pero no llegó a entender que se “señalaban para comunicarse” con nosotros. Ahora si utiliza palabras para comunicarse con nosotros.
Sinceramente creo que quedarse en los pictogramas o un software de ordenador para comunicarse es quedarse a medio camino. Y para que un niño con este problema hable no sirven las terapias conductuales, ni los logopedas, sino que hay que solucionar primero el problema de salud que tienen. Con las condiciones de salud más óptimas o resueltas, se podrán enfrentar al aprendizaje y a la vida misma con más capacidades. Es difícil que alguien pueda aprender algo si no puede escuchar. Es imposible que exista comunicación si ni siquiera sabes como funcionan los canales de comunicación o incluso que existen esos canales.

Este niño no tiene problemas a la hora de bajar escaleras. Buenísimo el video, jajajaja.

estamos muy contentos por un nuevo avance

rodolfo el reno

Después de estar algunos días enfermo con laringitis y su comportamiento haber sufrido una pequeña regresión, Martín se ha vuelto a disparar hacia adelante. Ayer nos quedamos totalmente alucinados y por supuesto contentísimos cuando Martín nos hizo la representación gestual de la canción navideña que interpretarán el día 21 de Diciembre en la guardería. Fue por casualidad pues, otras veces se la hemos cantado o le hemos puesto los vídeos que hay por Internet, y se fijaba atentamente pero después no hacia nada. Esto es muy importante pues ha sido capaz de retener toda una representación, y también se puede comprobar que ha mejorado su capacidad para fijar la atención. Además hace caso cuando le pides que lo represente. En este otro salto hacia delante, Martín está de nuevo muy contento con ganas de abrazarnos y comunicarse más.
Estos días atrás ha vuelto a ser difícil de nuevo salir de paseo. Tal vez ahora mismo es la tarea más compleja, pues Martín tiene una tendencia a irse por su lado, y no hacer caso a nuestras llamadas. Esto  es realmente duro. Es difícil encontrarte a alguien por la calle, pues no puedes ni pararte a saludar, y no digamos tomar una caña en alguna terraza o bar. Siempre tenemos que estudiar perfectamente el entorno antes de decidirnos, ya que sentado no aguanta casi tiempo y puede meterse hasta en la mismísima cocina.

Martín y yo hemos viajado

avion

Martín sigue avanzando, no para de hablar y señalar sobre todo a última hora de la tarde, suele decir sólo la sílaba del final o del principio de las palabras, pues parece que lo quiere decir todo muy rápido. Cuando le pides que diga las palabras enteras y además le ayudas con las sílabas, le va saliendo bien. Ha pasado de decir sólo una consonante la K, a decir alguna otra más. Ya nos pide el tete, la almohada, bajar. Le gusta señalar todo y nombrarlo. Le encanta señalar la luna, pero si no la encuentra y le dices que “no está”, se enfada. Hace unos días viajamos a Madrid, Martín y yo, y pasamos un par de días con los abuelos. Aunque estuvo con fiebre, disfrutó mucho del viaje, estaba alucinado con el avión, todo el tiempo me agradecía con cariños en el avión por la experiencia que estaba viviendo. Esta vez al estar enfermo no empeoró mucho su comportamiento, no se si esto es debido a que estaba con los abuelos y no con su mamá y conmigo que al fin y al cabo somos los de la “pelea diaria”. Cuando vió a los abuelos que nos estaban esparando en el aeropuerto, se echó a correr para abrazarlos.Ha sido un viaje inolvidable, lleno de emociones y esperanza.

más avances en la comunicación

comunicación

Vamos cada día mejor, Martín ya no le apetece decir las terminaciones de las palabras, es decir la última sílaba, sino que dice las dos sílabas e incluso alguna vez pronuncia tres. Casi todo lo dice con la letra K o Q, es su consonante favorita. Ha tenido una semana bastante regular, no sabemos si por un virus con el que a estado luchando, o porque tiene algo de anemia (ferritina baja), pero aún estando muy gritón y protestón no ha perdido los avances que ha tenido en el lenguaje. Si ha estado algo más desconectado y buscaba sus estímulos habituales. Sin embargo estos últimos días vuelve a estar feliz, risueño, alegre, se ríe con los dibujos animados que le gustan y con nosotros principalmente. Está cada día más fuerte; hasta el punto de  achuchar en exceso a su hermano con una fuerza desmedida y también al gato que se ha quedado a vivir con nosotros desde el 12 de Octubre. Parece como si no pudiera demostrar todo lo que está sintiendo, o lo tuviera acumulado. Su alegría y su afecto le llenan de “ansiedad cariñosa”. Ha encontrado entre sus juguetes la flauta que le regalé hace meses y ahora a aprendido a hacerla sonar y no para de soplar por ella. Ayer en el parque, estuvo interactuando con otros niños y se vió que lo pasaba muy bien. Sin duda está mejorando mucho su comportamiento y se siente mucho mejor de salud por la alegría que transmite. Ha empezado a comer trocitos de pollo empanados con harina de arroz y parece que le gusta.

llegan las palabras…

las palabras

Martín ha empezado hoy de repente a decir palabras, sobre todo de dos sílabas, y de momento cuando le preguntamos. También señala constantemente. Nos a dicho su psicóloga que le ha prestado atención durante media hora sin cesar. Estamos muy contentos, casi no podemos creer lo que está sucediendo. Además ha dejado de hacer algunos tics.