El autismo: una pesadilla de la que se puede despertar

Convencional: 1. adj. Perteneciente o relativo al convenio o pacto.

Etiqueta: TGD

Un año escolar muy bueno

Trenes de madera

Trenes de madera

Ha pasado mucho tiempo desde la ultima vez que publiqué, pero es que los cambios y avances de Martín son más sutiles, más difíciles de explicar; y también la vuelta a la normalidad me hace estar bastante más relajado.

En lo que se refiere a la alimentación, respecto a la última publicación hemos cambiado algunas cosas. Decidimos eliminar por completo cualquier tipo de alimento que tuviera cereales, es decir hidrato de carbono. Esto ya lo habíamos reducido mucho, sólo le dábamos bizcocho hecho con quinoa, o sarraceno; también alguna pasta de quinoa. Pero todos los días comía bizcocho, así que se lo hemos sustituido por frutos secos. Ahora hacemos los bizcochos con harina de almendra, nueces, avellanas y anacardos. A partir de estar varias semanas con este nuevo ajuste en la dieta, hemos notado más mejoras en diversos aspectos de su comportamiento, actitud, comunicación etc.

Martín en todo este tiempo ha evolucionado notablemente. En el colegio nos ha comentado su profesora que estaba muy sorprendido de sus avances desde el inicio del curso escolar, hasta la parte final del mismo. Empezó en el grupo de atrás de la clase, y avanzó hasta estar en el grupo del medio. De hecho llamó en las ultimas semanas a los padres de los niños/as con más dificultades, para tener algunas “tutorías” y a nosotros nos nos citó. Parece ser que ha trabajado muy bien en clase, se ha relacionado mejor con los compañeros, y tiene especial habilidad para los números y la geometría ¿Por qué será? Si duda su forma de ver el mundo le ha llevado a esto. En las épocas peores se pasaba las horas, fijándose obsesivamente en los rozamientos, las perspectivas, la geometría. Y eso, sin duda le ha dejado mella.
Por ponerle un “pero” a su año escolar, sigue muy apegado a los juguetes, sobre todo vehículos. Y sufre mucho si no le dejen alguno que desea; no suele prestar los suyos a no ser que lo intercambie por alguno que le interese más, y siempre va con ellos a todas partes. Algunas temporadas ha salido a la calle sin juguetes, pero no es lo más habitual. Es como su vía de escape si se siente incómodo, tal vez aturdido por el ruido u otros estímulos. Y le cuesta esforzarse, tanto para recoger en casa los juguetes y libros, como vestirse, como realizar las tareas que le piden en el cole, pues siempre quiere estar jugando. Se inventa excusas para no hacer lo que se le pide como: “estoy cansado”, “me duelen las piernas, la barriga, etc”, “sólo quiero jugar…”

Se siente muy cómodo jugando con su hermano, aunque por supuesto también tienen sus disputas. Se imaginan historias, que van desarrollando a través de sus juguetes. Esta semana están haciendo auténticas ciudades con vías de tren, parques, zoológicos, casas, etc.

Martín tiene también bastante carácter, últimamente está muy “respondón”, y le gusta salirse con la suya. Pero la tolerancia a la frustración ya está normalizada.

Seguimos notando cambios en su comportamiento, comunicación, atención, etc de un día para otro, pero cada vez son también más sutiles. Le siguen afectando los virus o el estado de su intestino.

Es maravilloso vivir la normalidad, así que estamos muy contentos de haber seguido el camino correcto, somos conscientes de la suerte que hemos tenido también, pero seguimos trabajando más aún, para mejorar la salud de Martín todo lo que se pueda.

¡¡¡Feliz verano!!!

Anuncios

mejoras en aspectos emocionales

despertar_emocionesTodo sigue de maravilla con Martín, actualmente estamos disfrutando mucho de nuestros dos hijos. Ya podemos llevar un vida totalmente normal, si exceptuamos el tema de la alimentación que la verdad ya estamos acostumbrados y no nos supone gran cosa. Más aún si  tenemos memoria y echamos la vista atrás para recordar todo lo que hemos vivido y lo difícil que ha sido.

Creo que ya he comentado alguna vez, que me resulta ahora más complicado escribir sobre los actuales avances, porque como suele pasar es más fácil darse cuenta de lo que un niño no puede hacer a edades tempranas, que de lo que ahora puedo hacer. Esto claro simplificando mucho. Ahora fuera del diagnóstico inicial, avanza y mejora en competencias más complejas, relacionadas por ejemplo con las emociones.

Martín entiende cada vez mejor que hay límites, tanto en casa, como en la calle como en el colegio; y las gestiona mucho mejor. También se las comunica a su hermanito como “hermano mayor” ejerciendo cierta autoridad.

También se está desarrollando en él la voluntad, y estamos mucho más enterados de sus deseos. Esos deseos los tiene muy claros y nos exige su voluntad con firmeza. Suele ser muy persistente en sus deseos, aunque si no consigue lo que desea ya no es habitual que llegue a un brote de rabieta, pues es capar de gestionar mejor esas emociones. Sin embargo su hermano que tiene 2 años y medio, tiene todavía tendencia a las rabietas en estas situaciones.

Otra cosa que hemos notado, es que es más consciente de sus sensaciones y necesidades. Siente calor, frío, cansancio, incluso pide ir a la cama a dormir. Esta aprendiendo muy rápido todos estos aspectos.

Cada vez utiliza más la forma interrogativa en el lenguaje, creo que como imitación a su hermano pequeño que es, su gran maestro. Me encanta que me pregunte cosas, porque es el gran paso a la interacción y por tanto a una comunicación propositiva. Su tendencia natural cuando comenzó a hablar era decir lo que veía, y repetir mucho, como si estuviera ensayando. Al leer sobre autismo, o Sindrome de Asperger compruebas que estos niños aunque puedan hablar en algunos casos, suelen hacerlo mediante un discurso monótono, en el que van repitiendo palabras o frases sin una intención realmente comunicativa. Ahora Martín sigue ensayando, pero su objetivo siempre es la comunicación, la interacción con nosotros y los demás, incluso la provocación.

Su pronunciación también ha mejorado mucho, aunque a veces depende del día o del momento. Muchas veces suena su voz desafinada, sobre todo cuando sube el tono. Esto es porque tiene aún problemas en la prosodia. Estoy convencido que necesita de nuevo una sesiones de Terapia Tomatis ahora que está más preparado para recibirlas por su madurez actual.

Por lo demás todo marcha sobre ruedas, la relación con su hermano es increíble, ya no pueden estar separados, aunque riñen continuamente por los juguetes. Lo bueno es que gracias a esto, su hermano no lo deja ni un momento sin interactuar con él.

Estas vacaciones de Semana Santa ha jugado con sus primos que han estado en casa, como no lo había hecho antes. Ya nunca busca aislarse. Cuando se han marchado, los ha echado mucho de menos y pedía verlos de nuevo.

Se relaciona cada vez mejor con los demás adultos y niños. En el colegio nos comenta su profesora que va muy bien, y las notas han sido buenas.

Ha empezado a comer más cosas, y aunque algunas no le gustan por lo menos quiere probar los alimentos que hasta ahora no quería ni ver de cerca. Otro avance de estas últimas semanas es que ha empezado a pedir hacer caca en el baño. Se tiene que sentir muy bien al hacer todos los días, pues antes aguantaba hasta que no podía más, por no sentarse en la taza del baño.

¡Ánimo para todos los que habéis elegido este camino, porque esto funciona!

Por cierto hoy 2 de Abril es el día Mundial de concienciación del autismo. Creo que hay que sensibilizar de otra forma. También desde las causas, y desde las soluciones.

Celiaquia y novedades

celiaquiaHace ya algo más de dos meses que no publico ninguna entrada en el Blog pues casi no tengo tiempo, ni para reflexionar sobre lo que va sucediendo. A veces es necesario parar un momento y echar la vista atrás para ser consciente de todo este proceso que estamos viviendo en el crecimiento de Martín. Además hemos vuelto a pasar momentos muy duros en la familia pues nos hemos enterado en estos meses que nuestro hijo pequeño es celiaco, es decir más de lo mismo. Llego a esta conclusión debido a los cambios de comportamiento tan grandes que ha sufrido. Resulta que el comportamiento del chiquitín también cambió hace aproximadamente un año, después de una infección de oído y después de darle antibióticos como nos prescribió su pediatra. SI, dos veces en la misma piedra. Sólo dos veces (una vez a cada uno) hemos medicado a nuestros hijos con antibióticos; y el resultado para su intestino ha sido nefasto. Porque a partir de ese momento el pequeñín también se volvió malhumorado, empezó a  dormir mal, y comenzó a tener unas rabietas muy muy exageradas. Ya llevamos más de dos meses con la dieta libre de gluten, y por supuesto algunas cosas más que por nuestra experiencia consideramos no adecuadas, y después de estar algunas semanas con un comportamiento “terrible”, ha vuelto a la normalidad. Hasta el punto que también ha avanzado mucho en el lenguaje, y en psicomotricidad (tono muscular, equilibrio, etc).

El pequeñín nunca ha llegado a tener los problemas de Martín, pero si presentaba algunos trastornos en el comportamiento, y en su desarrollo. Esto en mi opinión evidencia que el problema principal de mis hijos está en el intestino. Tal vez Martín, tiene el sistema inmunológico más afectado, y seguramente el pequeñín no tiene problemas para destoxificar, y su metabolismo funciona mejor.

Martín sigue avanzando, en este tiempo ha mejorado sobre todo en la relación con los demás. Estos niños cuando empiezan a relacionarse de manera más efectiva, primero lo hacen con animales, después con sus padres, al seguir avanzado empiezan a interaccionar con otros adultos y finalmente con otros niños (que es el reto más complicado). Bien pues Martín comenzó a jugar con su hermano pequeño y actualmente ya juega con otros niños, sobre todo si son conocidos. Nos dice su profesora que en el recreo ya juega con los demás compañeros. Además ha aprendido a montar en bicicleta; hasta ahora le daba miedo o no le encontraba “el chiste”. También le encanta montar en las motos correpasillos, así que en la plaza se junta con otros niños y van como manada de motoristas super felices.

Otro de los grandes avances de Martín, es que ha comenzado a probar comida. Ya ha comido saltones (pescados pequeñitos parecidos a los boquerones), tortilla de patatas, arroz con tomate, pasta con tomate y alguna cosa más. Esto es un avance muy importante, pues antes no era capaz de meterse a la boca nada que la textura no le cuadrara. Sólo comía pures y patatas fritas. Aún así, en este sentido todavía tiene días que no le apetece mucho, y algunas cosas no se atreve a probarlas.

Ha tenido un par de semanas recientemente en las que ha estado más irritable, protestando mucho, y comiendo peor. Ha coincidido con que ha estado mal de la garganta, con muchas tos y mocos. Como he explicado en otras ocasiones, al ser un niño inmunodeprimido, cualquier problema de este tipo, le afecta mucho en su comportamiento; teniendo retrocesos en muchos aspectos, incluido el lenguaje, la comunicación, la motricidad. Por suerte al estar Martín en unas condiciones muy buenas, esta regresión ha sido mucho más suave que el invierno pasado. No ha dejado de hablar, pero si ha estado algo distinto. De hecho, su profesora nos ha llamado a tutoría, y nos ha dicho que no sabía que sucedía con Martín pues estaba más esquivo, no participaba tanto en clase y no quería hacer sus fichas. Nos dijo que al comienzo del curso era el niño que mejor hacía las fichas, pero que de repente es como que no le motivaba, pues ya sabía hacerlas, y se aburría. Curiosamente esto suena, a lo que les sucede a los niños con TDAH, que al final y al cabo es el hermano menor o más leve dentro de un TGD. Parece ser que Martín ahora está remontando de nuevo, así lo notamos nosotros y también lo están comprobando en el cole.

Lo duro de esta enfermedad, es que a veces parece que ya estás de salida, y que la evolución es imparable, pero su vulnerabilidad nos pone en el sitio; pues se produce un parón o retroceso. Después vuelven a despegar con fuerzas renovadas. Esto es así, hay que aprender a aceptarlo y vivirlo. Es difícil ahora saber que sucederá en el futuro. Lo importante es que vamos saliendo de los diagnósticos más severos, camino de la “normalidad”.

Más buenas noticias

logopedia

Justo cuando terminé de escribir el anterior “post” la semana pasada. Al ir a recoger a Martín al colegio, nos comentó su profesora que ese día había ido la logopeda del departamento de orientación escolar a comenzar a trabajar con Martín y otros dos niños que están en el curso superior a Martín; es decir en el segundo año de Educación Infantil. La logopeda quería hablar con nosotros pues había visto a  Martín y quería comentarnos algunas cosas. Me gustaría recordar que Martín ha sido escolarizado en su primer año después de la evaluación psicopedagógica que le hicieron en el pasado mes de Mayo en la modalidad “Escolarización ordinaria con apoyo” (logopedia), gracias a que había ya mejorado mucho y a qué nos comprometimos a trabajar mucho desde casa con él.
Ha pasado la semana y ayer fuimos al cole a visitar a la logopeda del centro. Por cierto, me dio mucha ternura ver a Martín sentado junto a sus compañeros feliz y contento comiendo sus tostaditas de maíz con sirope de Ágave. La logopeda nos pidió que le contáramos sobre Martín, como había evolucionado, casi desde su nacimiento. Y todo era porque para ella no se correspondía el niño que había conocido la anterior semana con el informe que tenía del equipo de orientación. Y no es que el equipo de orientación escolar se hubiera equivocado, pero como ya vengo comentando todo este verano los cambios que se están produciendo en Martín son realmente espectaculares. También nos dijo que tenía mucho vocabulario, y que entendía el lenguaje, lo tenía bien estructurado y tenía intención de comunicar. Por tanto no iba a poder trabajar bien con Martín a la vez que con los otros dos niños, pues veía que Martín iba a explosionar su lenguaje de un momento a otro (a un lenguaje más complejo) y que el trabajo se tenía que centrar más en la pronunciación. Yo le pregunté sobre lo que ponía en su informa y me dijo que se indicaba que Martín tenía un retraso madurativo, pero ella no veía tal retraso (lenguaje, psicomotricidad, etc) Nosotros claro, nos llevamos una alegría tremenda, otra más, después de este camino recorrido tan difícil. Entonces nos atrevimos a contarle todo lo que había sucedido desde que Martín de ser un niño normal, pasó a una desconexión muy acusada. Después todo el proceso del protocolo DAN que habíamos llevado, otras terapias y su mejoría hasta despertar del autismo. Esta persona estuvo muy cariñosa y receptiva con todo lo que le contamos, cosa que no es muy común. Por supuesto se quedo alucinada, y nos pidió información para poder aconsejar a otros padres y para aprender más sobre otras terapias supongo. Finalmente nos dijo que trabajaría media hora a la semana a solas con Martín ya que como he comentado su tratamiento no es similar al de los otros dos niños. También tendremos que trabajar en casa con Martín por supuesto.
Por cierto, desde este Blog también me gustaría denunciar lo que está pasando con la enseñanza pública en este país. Una logopeda para todo un municipio con muchos centros escolares a muchos km unos de otros. Resultado: sólo puede haber una intervención de media hora a la semana para estos niños. Es seguro que con esta dedicación de media hora a la semana sea imposible tener éxito y obtener los resultados esperados. Menos mal que dentro de este colectivo, tenemos unos buenísimos profesionales “que están salvando los muebles“, por cierto tienen toda mi admiración. Señores políticos se están cargando la enseñanza pública!!!!

Ha comenzado el colegio

la vuelta al colegio

Este fin de semana hemos asistido a las I Jornadas Nacionales de Estimulación Infantil y IV Congreso Internacional sobre Tratamientos Biomédicos que se han celebrado en Málaga durante los días 22 y 23 de Septiembre. Hemos aprendido cosas nuevas, sobre todo en cuanto a terapias de estimulación sensorial muy interesantes. El fin de semana ha sido muy emotivo, hemos conocido a otros padres que están en la misma situación que nosotros o parecida. Algunos llevaban ya tiempo con el protocolo DAN y sus hijos estaban también prácticamente recuperados, otros era la primera vez que se acercaban al protocolo para informarse, y se notaba según avanzaba el fin de semana, que sus ojos se llenaban de esperanzas, con la posibilidad de encontrar una solución para sus hijos. Quiero agradecer desde este Blog a la Asociación AVA y a la Asociación Estima por la organización de estas interesantes Jornadas, que nos han hecho juntarnos a algunos de los pocos que estamos por este camino, aunque cada día somos más. En definitiva, un fin de semana intenso de trabajo y emociones que espero se repita pronto. GRACIAS!!!

Martín ya ha empezado el colegio 1º de Infantil, y ha comenzado en unas condiciones buenísimas, teniendo en cuenta el punto en el que estaba antes del gran salto en el verano. Le hemos explicado a su profesora la situación en la que está actualmente y como ha sido un poco su evolución. Después a lo largo de los primero días nos ha ido reportando algo de información respecto a su integración y comportamiento en el aula. Y las noticias han sido muy buenas: nos ha pedido que trabajemos en casa el tema de coger el lápiz y las pinturas, pero que en todo lo demás va estupendamente. Incluso hace muy bien algunas tareas específicas como hacer las fichas, pegando pegatinas, plastilina, etc. Tiene una tendencia  natural a coger juguetes e irse con ellos a jugar a otro sitio (muy adquirida en la guardería debido a su estado anterior), pero la profesora no le deja, y siempre lo intenta mantener haciendo lo que todos).

En casa está fenomenal, no para de hablar, muchas veces no entendemos bien que dice, pero va pronunciando mejor poco a poco. Su actitud general es estar siempre contento, riéndose, también hace bromas y gamberradas. Lo más importante para él ahora es no estar sólo, no nos deja ni un rato, quiere: que leamos cuentos, jugar con la plastilina, pintar, ver pelis para comentarlas, jugar con la pelota, etc. Físicamente ha crecido mucho, tiene más hambre y está muy fuerte. También ha avanzado en psicomotricidad gruesa y fina. Cada vez está más “brutote” en sus juegos. Hemos pasado un verano inolvidable, el disfrute ha sido máximo en la playa sobre todo los días de olas. En esos momentos que echas un vistazo hacía atrás, no puedes creer lo que ha sucedido y sigue sucediendo; el verano pasado fue muy difícil y duro.

Es más difícil actualmente contar los progresos de Martín, pues ya son más naturales, es decir son progresivos, sin grandes saltos hacía delante o hacía atrás. Esto es una buena noticia. Aunque creo que si son más rápidos, pues está recuperando tiempo perdido.

Para nosotros ha sido muy bonito dar esperanzas a otros padres, que están ahora con el “susto” en el cuerpo. Yo personalmente me siento con la obligación de compartir lo que está sucediendo en esta sociedad tan podrida y de ayudar en la medida de lo posible a todos estos niños a través de sus padres con la información que necesiten. ¿Cuántos niños se estarán perdiendo a causa de esta problemática en el abismo de los TGD?

Con pasos de gigante

EscalerasEn estas últimas 3 semanas los avances en Martín están siendo espectaculares, tal vez sean los cambios más significativos de todo el proceso. Está diciendo todos los días nuevas palabras e incluso ayer enlazó dos “papa bajar”. Tiene un gran vocabulario y poco a poco lo va soltando. Algunas palabras le salen del tirón y esas las pronuncia muy bien; otras le cuestan más, y las va diciendo por sílabas. Estás son más difícil de entender, aunque cada vez las pronuncia mejor. Hay momentos del día en los que está más parlanchín y practica estas palabras que le salen tan bien, y otros momentos en los que está más callado, y juega como suele hacerlo, a veces más aislado y otras buscando la compañía de su hermano o papas. En cuanto a la psicomotricidad gruesa también está avanzando considerablemente. Aunque aparentemente parece que su desarrollo es normal, si que hay algunas cosillas que no lleva al día. Por ejemplo ha empezado a jugar con un triciclo como si fuera un correpasillos, y le encanta estar de aquí para allá manejándolo como si fuera una moto. Esto le está fortaleciendo mucho las piernas, el equilibrio, las destrezas motoras y la seguridad. A lo de dar pedales todavía no le encuentra el punto. Hace muy poco tiempo sólo utilizaba el triciclo para tumbarse y hacerlo rodar, mientras observaba las ruedas; comportamiento que repite desde hace un año aproximadamente con cada coche, moto, camión u objeto que le parece que puede ser interesante rozar o rodar por el suelo.
Ayer por ejemplo tuvo un día fabuloso, estuvo hablando mucho y empezó a subir y bajar algunos escalones sin agarrarse a nada ni a nadie. Martín no tenía problema para subir escaleras, aunque siempre agarrado, pero si para bajarlas. Es como si tuviera vértigo, como si su equilibrio no fuera el suficiente para poder bajar escalones o bordillos algo más altos sin tener la sensación de caerse. Y es que nunca soportó caerse; ahora sin embargo es más tolerante a este tipo de accidentes.
Martín y yo hemos vuelto a viajar a Madrid en avión y así también estar con los abuelos, y todo fue de maravilla. De hecho los abuelos notaron los grandes saltos de gigante de Martín.
Llegados a este punto en el que estamos todos evidentemente muy felices, me gustaría narrar un poco algunas reflexiones que voy teniendo con toda esta experiencia que estamos viviendo en la familia. Hace poco vimos un documental que están poniendo por la 2 de TVE sobre la relación de las vacunas y el autismo. Documental que por cierto me indignó mucho, pues estaba totalmente sesgado, y es mucho más tendencioso aún cuando siempre ponen la “ciencia” de un lado, y la utilizan como y cuando les da la gana. Lamentable la utilización de algunas imágenes de niños con polio o tosferina. En fin no me voy a calentar más con esto y algún día escribiré un post sobre este documental y sobre lo que están haciendo la mayoría de los medios de comunicación, apoyando a la industria y a los gobiernos. Ya saben, los nuevos malos de está década son los “blogueros”, somos el enemigo a combatir en la sociedad de la información.
Pero claro, me enciendo cada vez que me enfrento a contar lo que está sucediendo con Martín, pues parecemos bichos raros, fuera de todo lo aprobado por la Santa madre Medicina y su Santidad la industria farmaceútica; por no hablar de los fieles, médicos psicólogos, pedagogos y madres y padres en general. Y es que como puedo explicar todo lo que le está sucediendo a Martín. Hay que vivir todo esto para entenderlo, ahhh y además tener la mente un poquito abierta.
Cuando comento que Martín intenta hablar en algunos momentos del día y sin embargo en otros momentos no se le puede sacar una palabra, es porque su organismo varía mucho de un momento para otro. Somos química sin duda, y si Martín viene cansado de la guardería y ha gastado mucho (no se proteínas, minerales, etc) su cerebro ya no funciona adecuadamente y las palabras no le salen. Normalmente siempre después de comer o cenar, se pone a parluchear. Como puede ser que cuando está enfermo, una gripe, o un simple constipado, retroceda tanto en su comunicación, en su psicomotricidad y en su comportamiento. Evidentemente cuando estamos enfermos, nos apetece hablar menos o nos cambia el humor, y nos encontramos cansados. Pero no dejamos de hablar por completo; efectivamente se produce un retraso de incluso varios meses en el comportamiento y el lenguaje. Eso sí, cuando se recuperan dan un gran salto hacia delante.
Yo no soy experto en nada de esto, pero es evidente que hay un gran desequilibrio químico en estos niños, y que la solución es mantener las defensas altas, y que todos los niveles estén en su sitio para que puede ir normalizándose toda la problemática.
Hoy ya nadie me podría convencer de que dentro de lo que se conoce hasta ahora, vamos por el camino correcto. Martín está saliendo de un TEA gracias a la curación de su intestino destrozado por la candidiasis y las bacterías, a la eliminación de metales y otras toxicidades, y gracias a intentar al menos, mantener su química estable. Todo es muy complicado porque hay muchas variables en juego y es difícil saber cual es la causante de un retroceso.
Martín está comenzando a hablar y parece que va lanzado, se comunica constantemente con nosotros y sobre todo está entendiendo todos estos procesos. Por tanto algo muy importante está ya pasando en su cerebro, le va la utilidad a señalar, a pedir, en definitiva le encuentra el sentido a la COMUNICACIÓN. Ya no necesitamos pictogramas, aunque nunca llegó a entenderlos, pues sabía exactamente que era cada cosa, pero no llegó a entender que se “señalaban para comunicarse” con nosotros. Ahora si utiliza palabras para comunicarse con nosotros.
Sinceramente creo que quedarse en los pictogramas o un software de ordenador para comunicarse es quedarse a medio camino. Y para que un niño con este problema hable no sirven las terapias conductuales, ni los logopedas, sino que hay que solucionar primero el problema de salud que tienen. Con las condiciones de salud más óptimas o resueltas, se podrán enfrentar al aprendizaje y a la vida misma con más capacidades. Es difícil que alguien pueda aprender algo si no puede escuchar. Es imposible que exista comunicación si ni siquiera sabes como funcionan los canales de comunicación o incluso que existen esos canales.

Este niño no tiene problemas a la hora de bajar escaleras. Buenísimo el video, jajajaja.

¡unas maravillosas Navidades!

navidades

La navidades fueron increíbles, hemos estado de viaje y Martín ha estado fenomenal. En Diciembre hizo la representación del villacinco navideño y nos emocionamos mucho, pues era de los pocos que representaba la coreografía. No se si soy demasiado optimista pero creo que ya podría estar fuera de un diagnóstico del espectro autista; ahora más bien se le podría diagnosticar como que tiene un retraso en el lenguaje (afasia, disfasia, etc). Aún así va aprendiendo nuevas palabras y avanza en sus procesos de comunicación. A la vuelta del viaje y retomar la cotidianidad, ha pasado una gripe y ha tenido una regresión en algunos hábitos de comportamiento. Es muy duro retroceder después de haber logrado avances importantes, pero esta claro que cualquier cambio en la química del organismo de estos niños provoca cambios sustanciales en el comportamiento, en los avances conseguidos en la comunicación, etc. Después de obtener los resultados de unas análiticas de metabolitos orgánicos, en las que se muestra que sigue teniendo gran proliferación de Cándidas Albicans y bacterías del género Clostridium, tenemos que readaptar el tratamiento biomédico. Sigue durmiendo bien, excepto algún día suelto, y a perdido el apetito también algunos días. Seguimos en la lucha… creo que es fundamental curar su intestino para seguir con avances significativos.

estamos muy contentos por un nuevo avance

rodolfo el reno

Después de estar algunos días enfermo con laringitis y su comportamiento haber sufrido una pequeña regresión, Martín se ha vuelto a disparar hacia adelante. Ayer nos quedamos totalmente alucinados y por supuesto contentísimos cuando Martín nos hizo la representación gestual de la canción navideña que interpretarán el día 21 de Diciembre en la guardería. Fue por casualidad pues, otras veces se la hemos cantado o le hemos puesto los vídeos que hay por Internet, y se fijaba atentamente pero después no hacia nada. Esto es muy importante pues ha sido capaz de retener toda una representación, y también se puede comprobar que ha mejorado su capacidad para fijar la atención. Además hace caso cuando le pides que lo represente. En este otro salto hacia delante, Martín está de nuevo muy contento con ganas de abrazarnos y comunicarse más.
Estos días atrás ha vuelto a ser difícil de nuevo salir de paseo. Tal vez ahora mismo es la tarea más compleja, pues Martín tiene una tendencia a irse por su lado, y no hacer caso a nuestras llamadas. Esto  es realmente duro. Es difícil encontrarte a alguien por la calle, pues no puedes ni pararte a saludar, y no digamos tomar una caña en alguna terraza o bar. Siempre tenemos que estudiar perfectamente el entorno antes de decidirnos, ya que sentado no aguanta casi tiempo y puede meterse hasta en la mismísima cocina.

Martín y yo hemos viajado

avion

Martín sigue avanzando, no para de hablar y señalar sobre todo a última hora de la tarde, suele decir sólo la sílaba del final o del principio de las palabras, pues parece que lo quiere decir todo muy rápido. Cuando le pides que diga las palabras enteras y además le ayudas con las sílabas, le va saliendo bien. Ha pasado de decir sólo una consonante la K, a decir alguna otra más. Ya nos pide el tete, la almohada, bajar. Le gusta señalar todo y nombrarlo. Le encanta señalar la luna, pero si no la encuentra y le dices que “no está”, se enfada. Hace unos días viajamos a Madrid, Martín y yo, y pasamos un par de días con los abuelos. Aunque estuvo con fiebre, disfrutó mucho del viaje, estaba alucinado con el avión, todo el tiempo me agradecía con cariños en el avión por la experiencia que estaba viviendo. Esta vez al estar enfermo no empeoró mucho su comportamiento, no se si esto es debido a que estaba con los abuelos y no con su mamá y conmigo que al fin y al cabo somos los de la “pelea diaria”. Cuando vió a los abuelos que nos estaban esparando en el aeropuerto, se echó a correr para abrazarlos.Ha sido un viaje inolvidable, lleno de emociones y esperanza.

más avances en la comunicación

comunicación

Vamos cada día mejor, Martín ya no le apetece decir las terminaciones de las palabras, es decir la última sílaba, sino que dice las dos sílabas e incluso alguna vez pronuncia tres. Casi todo lo dice con la letra K o Q, es su consonante favorita. Ha tenido una semana bastante regular, no sabemos si por un virus con el que a estado luchando, o porque tiene algo de anemia (ferritina baja), pero aún estando muy gritón y protestón no ha perdido los avances que ha tenido en el lenguaje. Si ha estado algo más desconectado y buscaba sus estímulos habituales. Sin embargo estos últimos días vuelve a estar feliz, risueño, alegre, se ríe con los dibujos animados que le gustan y con nosotros principalmente. Está cada día más fuerte; hasta el punto de  achuchar en exceso a su hermano con una fuerza desmedida y también al gato que se ha quedado a vivir con nosotros desde el 12 de Octubre. Parece como si no pudiera demostrar todo lo que está sintiendo, o lo tuviera acumulado. Su alegría y su afecto le llenan de “ansiedad cariñosa”. Ha encontrado entre sus juguetes la flauta que le regalé hace meses y ahora a aprendido a hacerla sonar y no para de soplar por ella. Ayer en el parque, estuvo interactuando con otros niños y se vió que lo pasaba muy bien. Sin duda está mejorando mucho su comportamiento y se siente mucho mejor de salud por la alegría que transmite. Ha empezado a comer trocitos de pollo empanados con harina de arroz y parece que le gusta.